Existe confusión en algunas personas en Utah con respecto a los servicios que un Notario Público–“Notaría”, “Consultoría”, les puede ofrecer en relación a asuntos migratorios. De hecho, estos individuos no son abogados; de manera que no se debería recurrir a ellos para obtener ningún tipo de asesoramiento jurídico, a menos que estén debidamente autorizados para ejercer como abogados en este estado.

Se han recibido un sinnúmero de quejas de parte de personas de ascendencia hispana que han sido perjudicadas después de erróneamente, haber obtenido asesoramiento jurídico de notarios que ofrecen tales servicios en relación a asuntos migratorios. Las leyes migratorias son un terreno complejo y difícil; personas que no hayan sido debidamente capacitadas, educadas y apropiadamente autorizadas no son competentes para involucrarse en este tipo de labor. Lo peor del caso, es que algunos notarios cobran más de lo que un abogado cobraría por hacer el trabajo de manera conforme.A veces no existe una manera legal de inmigrar a este país, sin embargo, algunos notarios u otros, cobran grandes cantidades de dinero por asesoramiento en el campo migratorio, sin desempeñar ninguna labor beneficiosa para justificar dichos costos. De hecho, los costos asociados con los servicios notariales en Utah son fijados por las leyes estatales. Además, se prohibe que los notarios ejerzan como abogados en este estado, a menos que estén debidamente autorizados para hacerlo. Se prohibe a cualquier persona aceptar honorarios por servicios legales que no se presten, o que no se puedan desempeñar.

Para ser abogado se debe obtener un título universitario después de haber cursado cuatro años de estudios universitarios, de haber pasado el examen nacional de admisión a la Facultad de Derecho con buenas calificaciones, de haber estudiado Derecho por lo menos tres años, de someterse a una minuciosa investigación de su conducta moral y después de haber pasado el examen del Colegio de Abogados, el cual incluye examenes sobre ética moral y sobre las leyes federales y estatales. Si un abogado fallara en el desempeño debido de sus labores, podría exponerse a ser procesado judicialmente con todo el rigor de la ley. Los asuntos migratorios comprenden varios importantes derechos que están definidos por la Ley Federal de Inmigración y Nacionalidad, por lo cual se requiere de asesoramiento jurídico competente para comprender estos casos.
A los notarios públicos en Utah, contrario a los abogados, no se les exige requisitos mínimos académicos. Solamente se les exige que hayan cumplido los 18 años de edad y que sean residentes permanentes del estado de Utah. Deben también presentar una solicitud firmada y acompañada de la cuota apropiada, al igual que la garantía personal de dos residentes de Utah que sean mayores de 18 años de edad, presentar una garantía financiera, pasar un examen (que no es el examen para ser abogado) y tomar un juramento.

Los asuntos importantes, como los de Inmigración (su lugar de residencia y la forma de gobierno bajo la que usted formará una familia), no deberían dejarse en las manos de personas sin la debida capacitación.

El Notario Público en Utah y el ejercicio profesional de la Abogacía
Un notario público en Utah certifica la autenticidad y veracidad de reconocimientos, afirmaciones y otros escritos. Un notario también toma juramentos y provee certificaciones de juramentos.Los notarios públicos no pueden usar su título (notario público, notaria, consultoría) para sugerir de ninguna manera que tienen la debida autorización para ejercer abogacía. Hoy en dia, las leyes prohiben el uso de una traducción literal de “notary public” en cualquier otro idioma, aparte del inglés, para propósitos de comercialización si tal traducción literal induce al cliente a creer que el notario público es un abogado plenamente licenciado. Si la propaganda no es en inglés, debe contar con la siguiente aseveración: “No soy un abogado autorizado para ejercer abogacía en Utah y no puedo dispensar asesoramiento jurídico en cuanto a la inmigración, o aceptar honorarios por asesoramiento jurídico.” Los notarios públicos no pueden dispensar asesoramiento jurídico, ni tampoco preparar documentos migratorios mientras persistan en presentarse como conocedores de la ley migratoria y su ejercicio. No pueden preparar testamentos, contratos, contratos de arriendo, títulos de propiedad u otros documentos que puedan afectar sus derechos legales, ya que esto constituiría el ejercicio de la abogacía , y en Utah los notarios no pueden ejercer abogacía, a menos que sean también abogados autorizados para el ejercicio de su profesión en Utah.

¿Quiénes reúnen los requisitos necesarios para ser notarios en Latinoamérica? En países latinoamericanos un notario público debe ser abogado. Los términos “notaría” “consultoría” y “notario público” en países de habla hispana generalmente se refieren a un abogado, a estudios jurídicos o al ejercicio de la abogacía. Es por esta razón que personas de habla hispana en los Estados Unidos suelen depender de un notario para que arregle problemas que generalmente le competen a un abogado. Muchas personas de ascendencia hispana no están familiarizadas con el tipo de servicios que un notario público puede prestar en Utah, y erróneamente suponen que los notarios pueden ayudarlas a resolver problemas de índole legal, especialmente en el área de inmigración.

¿Qué debería usted hacer?Si usted quisiera averiguar si alguien en particular está autorizado para ejercer abogacía en el estado de Utah, podría hacerlo al ponerse en contacto con el Colegio de Abogados de Utah (Utah State bar), localizado en 645 South 200 East, Salt lake City, Utah, 84114; o al número de teléfono (801) 531-9077.

Para obtener más información sobre notarios en Utah, póngase en contacto con el Agente Administrativo de Notaría Pública, en la Oficina de Autenticación y Notaría Pública -(Notary Public and Authentication Office, Notary Public Officer, State Office Building)-en el edificio de Oficinas Administrativas Estatales, suite 1160, Salt Lake City, Utah, 84114, número telefónico (801) 538-1040.

Finalmente, si usted o alguien que usted conoce ha sido perjudicado o víctima del engaño de parte de alguna persona que no está autorizada en Utah para ejercer las funciones de un licenciado o abogado, puede llenar un formulario de quejas en el portal cibernético del Colegio de Abogados de Utah. La dirección cibernética es www.UTAHBAR.org.

Necesitará hacer click en el enlace “Presentar una queja por la Práctica No Autorizada de Abogacía”, el cual le dará un formulario que usted deberá llenar y enviar. Este enlace está localizado en el lado derecho de la página principal del portal cibernético del Colegio de Abogados.

El Colegio de Abogados de Utah expresa su profundo agradecimiento al Colegio de Abogados de Florida por permitirle imprimir gran parte de este material.